Suscribete al boletín

Ingresa a continuación tu nombre y tu email y recibe las últimas novedades de Veintitantos

¡Muchas gracias por suscribirte!

Esperamos que disfrutes todos los contenidos que tenemos para ti

Amor
03 de Septiembre

Las fases en la ruptura de la pareja

Desde que no entiendes por qué terminaron hasta que te das cuenta que sólo fue un episodio en tu vida, pasas por diferentes etapas que debes controlar antes de lastimar a alguien más.

Un episodio así en nuestra vida puede ser muy doloroso, por eso acepta la ayuda y comprensión de los que te quieren.
Un episodio así en nuestra vida puede ser muy doloroso, por eso acepta la ayuda y comprensión de los que te quieren.

 

Cuando experimentamos una ruptura sentimental aparecen sentimientos desagradables de dolor, ira o depresión que muchas veces no podemos controlar. Si tú estás pasando por un momento similar, te decimos las fases del rompimiento de la pareja para que identifiques en cuál etapa estás y así poder superarla de la mejor manera.



Negación
  • No crees lo que está sucediendo, y para ti el 'hubiera' sí existe: "Hubiera hecho", "Hubiera dicho", etc. Esta es la fase de sentimientos en la que todo es tristeza e inclusive sientes culpabilidad por todos los hechos negativos en tu vida.


Negociación
  • Dependiendo de tu personalidad puedes actuar de diferentes formas: si eres discreta, buscas reconquistar a tu pareja con un cambio de look o satisfacer sus caprichos; si eres más atrevida, de forma directa le pides reanudar su relación o intentar encontrar la forma para que ésta no se acabe. Lo más importante es admitir que la relación ya terminó y que no necesariamente volverán.


Vulnerabilidad
  • Todos los sentimientos explotan y, literalmente, sentirás que tu corazón está roto, peor aún si notas que él rehizo su vida como si nada hubiera ocurrido entre ustedes.


Depresión y enojo
  • Sentirte deprimida es algo normal en una situación así, sobre todo cuando no hay posibilidades de reconciliación. Tendrás episodios de ira y explotarás con todos, hasta contigo misma. Intenta pasar esta etapa sin dañar a alguien que de verdad quiera ayudarte. Respira hondo y profundo antes de hablar.


Aceptación y sanación
  • Nadie te dirá el tiempo exacto en que te darás cuenta que todo acabó, y cuando eso ocurra, notarás que el sufrimiento no tiene más cabida en tu vida. Comenzarás a querer arreglarte de nuevo, a poner énfasis a tus proyectos profesionales, a buscar a tus amigas. Aunque es una etapa difícil, es la mejor, pues te dará la oportunidad de abrirte a nuevas posibilidades en todos los aspectos.

 

Síguenos en Facebook y Twitter.

¿Ya conoces nuestro Fan Page de Vivan las Curvas?

Los Tags